Migas Manchegas con Ternera



Las Migas manchegas ó ruleras, son un plato de origen pastoril que fundamenta su elaboración en el aprovechamiento del pan que se endurecía fácilmente, que se
ponía en remojo bastante tiempo para luego mezclarlo con otros ingredientes generalmente de origen cárnico, como la panceta o el chorizo de cerdo, que se van cocinando a fuego lento dando vueltas con la rasera hasta que quedan hechas, "bien desmigadas y melosas".

Se llaman ruleras porque una vez hechas ruedan por una superficie no muy inclinada, otros dicen que debido a la cantidad de vueltas que hay que darle. 
 
El truco es cocinarlas a fuego lento, tener mucha paciencia y darles muchas vueltas.
 
Seguimos haciendo un homenaje a la espectacular gastronomía de mi tierra castellano-manchega, preparándolas, de forma más ligera y menos contundentes, con carne de ternera de Sierra de Guadarrama de Carniceria de Madrid pero igual de exquisitas y deliciosas.

 

Ingredientes
(4 personas)

- pan de hogaza (500 gramos)

- 400 gramos de rabillo de cadera de ternera 

- 1/2 pimiento rojo

- 1 pimiento verde 

- 1 cabeza de ajos 

- 2 vasos de agua

- sal y pimienta negra molida

- aceite de oliva virgen extra

- 4 huevos


Preparación

La noche antes de preparar nuestras migas, picamos el pan en pequeños trocitos que ponemos en un bol. 

Pelamos media cabeza de ajos; en un mortero, los machacamos  junto a un poco de sal.  Añadimos el agua a esta esta pasta, movemos, y regamos el pan que tenemos ya troceado en el bol. Removemos bien con las manos, cubrimos con un paño húmedo y lo dejamos toda la noche. 

Al día siguiente, como una hora y media o dos antes de querer comer, preparamos todos los ingredientes restantes.
 
Pelamos el resto de ajos; troceamos. Lavamos el pimiento rojo y verde; troceamos.

Partimos la carne en trocitos pequeños; salpimentamos y reservamos.

En una sartén ponemos a calentar un chorreón abundante de aceite de oliva virgen extra; doramos los ajos y reservamos.

En el mismo aceite pochamos el pimiento rojo y verde; cuando estén, reservamos también.
 
A continuación, echamos este aceite de freir todos los ingredientes en el recipiente donde vayamos a hacer las migas; cuando esté caliente, añadimos el pan; removemos constantemente, con fuego bajo, para que se vayan haciendo lentamente, sin quemarse. 
 
Cuando las migas se van separando, están bien desmigadas, nos indica que van estando en su punto ideal.

Es el momento de preparar la carne; la pasamos por harina y la doramos en aceite de oliva  bien caliente, sacamos y añadimos a  nuestra perola con las migas; removemos y dejamos unos cinco minutos más manteniendo el fuego lento.
 
Freímos los huevos, y ya podemos empezar a disfrutar de nuestras exquisitas migas manchegas con ternera.
 


Sugerencias

La pieza de ternera que he elegido para preparar nuestras migas, es rabillo de cadera, una pieza humilde pero exquisita, tierna y jugosa.
 
Carnicería de Madrid, nos la trae a casa,  envasada al vacío y siempre manteniendo la cadena de frío; sólo tienes que entrar a su tienda online
 
Para acompañar nuestras migas os recomiendo, por supuesto, un vino tinto de la zona, que tenemos muchos y muy buenos.




Publicar un comentario

20 Comentarios

  1. Me encantan las migas, a lo mejor porque también tengo sangre manchega ;) pero nunca había visto esta versión: siempre las he comido con chorizo o panceta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. sí, es un homenaje a este plato versionándolo con carne de ternera.

      Eliminar
  2. Morimos de amor por esta receta. las migas nos encantan y con esta reinterpretación tienen que estar de muerte lenta.

    ResponderEliminar
  3. Hace tiempo que no como migas y nunca se me hubiera ocurrido hacerlas con ternera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. quedan buenísimas igualmente y más saludables al quitar el chorizo y la panceta.

      Eliminar
  4. Me encanta! Y que bien oye que se pueda comprar carne de calidad online, me resulta muy interesante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. sí, carne de la sierra de Guadarrama de Madrid, en casa y ha muy buen precio.

      Eliminar
  5. Qué bien entran unas migas extremeñas. Y más si van acompañadas por unas pocas uvas

    ResponderEliminar
  6. Las migas son éxito asegurado si le añades ternera y un huevo frito, triunfo total.

    ResponderEliminar
  7. Me gustan mucho las migas y con esta ternera tan buena deben estar estupendas.

    ResponderEliminar
  8. pues no conocía esta receta de migas, no las he preparado nunca, y se ve perfecta para los meses más fríos. un abrazo. Celeste

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ohhhh, pues en Castilla-La Mancha y extremadura, por ejemplo son muy típicas.

      Eliminar
  9. Me encantan las migas, gracias por esta receta querida!

    ResponderEliminar
  10. Me encantan las migas, mira que hace tiempo que no como!! Me ha entrado un antojo brutal, además me parece una opción buenísima hacerlo con carne de Madrid, más ligeras.
    Un abrazo, Iris Fogones

    ResponderEliminar